Actualidad

Google “estrella” uno de sus coches autónomos

accidente-coche-autonomo-google

Últimamente no dejamos de escuchar novedades sobre los esperados coches autónomos, si, esos vehículos que serán capaces de llevarnos a cualquier lugar sin que nosotros tengamos que hacer nada (seguro que los chóferes ya están temblando). Es cierto que en el último año y medio se ha evolucionado mucho al respecto, aunque el trabajo viene de antaño pues lo único que se está haciendo es conectar todos los sensores que muchos de los coches actuales ya integran para que el coche sea capaz de interpretarlo todo por nosotros. Como no podía ser de otro modo, cuando se trata de tecnología e innovación Google ha de estar presente y lo cierto es que se trata de una de las compañías más activas al respecto junto a Audi.

Pues bien, tras las pruebas con coches compactos (muy satisfactorias), los de Mountain View han empezado a implementar su software en vehículos de mayores dimensiones entre los que queda recogido un Lexus RX-450h. Y ha sido precisamente con este coche con el que se ha producido el mayor altercado hasta la fecha provocado por un vehículo autónomo, pues mientras circulaba por las calles de Mountain View ha colisionado con un autobús. El “cortocircuito” se habría producido como consecuencia de que el coche ha interpretado que el autobús que venía por detrás reduciría la marcha para facilitarse su incorporación al carril de la derecha, pero lejos de eso ha mantenido la velocidad, hecho que ha supuesto un leve impacto lateral ya que la velocidad era muy reducida.

Se trata de una información muy jugosa, con lo que los medios han tardado muy poco en hacerse eco ante lo que Google no ha tenido más remedio que salir al paso con el siguiente comunicado:

El 14 de febrero, nuestro vehículo estaba conduciendo de forma autónoma y se había retirado hacia la vía de la derecha para prepararse para un giro a la derecha. A continuación detecta unos sacos de arena cerca de una alcantarilla de aguas pluviales que bloquean su camino, por lo que se ve en la necesidad de parar. Después de esperar a que algunos vehículos pasasen, nuestro vehículo, todavía en el modo autónomo, empieza a girar hacia el centro del carril a unas 2 millas por hora – y colisiona con el lado de un autobús que pasaba a 15 mph. Nuestro coche había detectado que el autobús se acercaba, pero predijo que nos cedería el paso a nosotros ya que estábamos por delante de él. Nuestro piloto de pruebas, que había estado observando el autobús en el espejo, también esperaba que el autobús redujera la velocidad o se detuviera. Y podemos imaginar que el conductor del autobús supuso que íbamos a mantenernos en el sitio. Desafortunadamente, todos estos supuestos nos llevaron al mismo punto en el carril al mismo tiempo. Este tipo de malentendidos ocurren entre conductores humanos en la carretera todos los días.”

Esto ha disparado las especulaciones sobre la precipitación en el uso de vehículos autónomos, ya que son muchos los fabricantes que aprietan para poder empezara comercializarlos cuanto antes. Y es que si la idea de este tipo de coches es erradicar los accidentes por completo (además de suponer una mayor comodidad y confort para el usuario), queda claro que aún están lejos de conseguirlo pues comenten errores humanos como el que acabamos de contaros.

About the author

cordobaan15

cordobaan15

Nací en Cabrils, cerca de Barcelona en el 1991. Soy graduado en Administración y Dirección de Empresas en la UB. Master en Marketing Online y Comercio Electrónico por la EAE; emprendedor y creador de Bloovs Barcelona. Vivo con pasión la práctica del deporte y los avances de la tecnología.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.