Actualidad

Galaxy S7; características, cámara, diseño y primeras impresiones

Galaxy-s7-resistene-agua

Si un evento suele generar expectación por encima del resto durante el MWC, ese no es otro que el celebrado por Samsung en grandes salas, con espectáculos musicales y en el que nos muestran su buque insignia de cada año. Así, este año tocaba ver y disfrutar con el Galaxy S7 que como ya era bien sabido llegaba acompañado de su hermano mayor de pantalla “desbordante”, el Galaxy S7 Edge.

El año pasado la compañía surcoreana nos deleito con un terminal que por primera vez lucia un atractivo y cuidado diseño (hasta la fecha habían abusado del plástico para los acabados) y experimentaba una serie de mejoras que no dejaron indiferente a nadie. Sin embargo, hubo otros aspectos que brillaron por su ausencia y son estos los que nos llevaban a especular con la posibilidad de que la compañía nos podría convencer puliendo esas lagunas del Galaxy S6.

Diseño continuista aunque algo pulido

Cuando lo sujetas por primera vez te da la sensación de que nada ha cambiado con respecto a su antecesor, marcos de aluminio muy reducidos y laminas de cristal tanto en la parte frontal como en la trasera (seguimos sin ver un dispositivo Samsung donde el material predominante sea el aluminio).

Si bien es cierto que la primera impresión nos lleva a pensar en el Galaxy S6 (sigue siendo igual de bonito), cuando nos paramos a analizarlo más detalladamente nos vamos topando con las primeras novedades. En la parte posterior, vemos que ambos bordes laterales tienen una leve curvatura integrada para que su sujeción sea más fácil para los usuarios. El otro gran cambio lo encontramos en el vidrio de la pantalla que ofrece un tacto más agradable a la vez que luce un aspecto más redondeado que permite una mejor fusión entre el cristal y el bisel metálico.

El Galaxy S7 llega presumiendo de potencia y resistencia al agua

Galaxy-s7-gamers

El Galaxy S7 llega al mercado luciendo una pantalla de 5,1 pulgadas (su hermano mayor, el Galaxy S7 Edge ve como dicho tamaño se incrementa hasta las 5,5 pulgadas), con tecnología Súper AMOLED, que como gran novedad integra la función Always On (AOD). Esto supone un reto para la batería que verá como su autonomía se pone a prueba y a pesar que desde Samsung han asegurado que los 3.000 mAh (3.600 mAh en el caso del Galaxy S7 Edge), serán más que suficientes para ofrecer una vida superior al día, nosotros preferimos ser cautelosos y probarlo antes de corroborar su información.

Para avalar su potencial, la compañía se ha decantado por presentar al nuevo Galaxy S7 como el dispositivo ideal para los más jugones, y es que su procesador Qualcomm Snapdragon 820 o el Exynos 8890 (dependiendo del país), acompañado de la memoria RAM de 4GB garantizan una fluidez de navegación y una capacidad de carga que pocos terminales ofrecen a día de hoy en el mercado. La otra gran característica del terminal es que integra el certificado IP68 o lo que es lo mismo, será totalmente sumergible y resistente al polvo, algo que los usuarios venían pidiendo a gritos tras el chasco que se llevaron con el Galaxy S6.

Menos megapíxeles, mayor luminosidad

Galaxy-s7-reverso

Las intenciones de Samsung de reducir la cantidad de megapíxeles de su cámara (de 16MP a 12MP) era un secreto más que sabido por todos y a pesar de que muchos han criticado esta iniciativa, lo cierto es que los primeros resultados son muy favorables. El Galaxy S7 tenía un duro papel por delante en el apartado fotográfico, ya que el Galaxy S6 ofrecía y sigue ofreciendo unos resultados asombrosos (está considerada la mejor cámara integrada en un smartphone), pero el Galaxy S7 (a falta de pruebas más detalladas) parece que no se ha quedado atrás y ha mejorado un aspecto pendiente, las situaciones de baja luminosidad.

Como ya os hemos dicho, el terminal reduce los megapíxeles hasta situarse en los 12MP pero como compensación el tamaño de los píxeles se ha incrementado hasta los 1,4 micrómetros (una clara copia del famoso UltraPixel de HTC). A este detalle se le ha de incluir que su óptica es capaz de abrirse hasta una f/1.7 con lo que el Galaxy S7 es capaz de capturar un 25% más de luz y es un 95% más luminoso que su predecesor.

Con esta nueva propuesta, queda claro que Samsung está buscando el modo de poner remedio a las dificultades de los terminales para tomar fotografías en situaciones de baja luminosidad y por el momento parece que van en el buen camino. Evidentemente, la reducción de megapíxeles no se traduce en una perdida de calidad en las imágenes más comunes (las que hacemos durante el día) con lo que parece que la cámara del Galaxy S7 nada tiene que envidiarle a la del Galaxy S6.

About the author

cordobaan15

cordobaan15

Nací en Cabrils, cerca de Barcelona en el 1991. Soy graduado en Administración y Dirección de Empresas en la UB. Master en Marketing Online y Comercio Electrónico por la EAE; emprendedor y creador de Bloovs Barcelona. Vivo con pasión la práctica del deporte y los avances de la tecnología.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.