Reportajes

¿Cómo funciona el «Noise Cancelling» de los AirPods de Apple?

La tecnología «noise cancelling» que utilizan los AirPods Pro de Apple o los auriculares Bose tiene su origen en el año 1980. En un principio, esta tecnología nació para proteger a los pilotos de los sonidos y posteriormente se empezó a utilizar en los pilotos de tanques en la armada norteamericana. Hoy os traemos un interesante artículo para que entendáis más al detalle como funciona la tecnología «noise cancelling».

Esta información está sacada de un artículo publicado el 5 de diciembre de 1992:

La compañía estadounidense Bose, bien conocida por sus potentes altavoces capaces de producir cuantiosas cantidades de decibelios, acaba de desarrollar una técnica que permite proteger a las personas del ruido. La compañía, acaba de firmar un acuerdo con el ejercito de los EEUU para fabricar cascos para los pilotos de aviones y conductores de tanques que cancelan el ruido de fondo.

«El gobienro de los Estados Unidos paga 200 millones de dólares al año en compensaciones por la perdida de audición causada por el servicio militar», dice el fundador de Bose. Y sigue… «La perdida auditiva es una razón común para la jubilación anticipada de los pilotos, solo superada por el estrés psicológico. Esto hace que haya un increíble mercado para el sistema de cancelación de ruido».

No cabe la menor duda de que el fundador de Bose tuvo una gran visión

Por aquel entonces todos los trabajadores que estaban destinados a puestos muy ruidosos podían utilizar tapones para los oídos, pero eso suponía que cuando alguien les decía algo tampoco lo escuchaban. Además, esta más que demostrado que los tapones para los oídos no son capaces de protegernos de los ruidos punzantes de baja frecuencia que por ejemplo los pilotos de aviones y helicópteros han de soportar. Son necesarios silenciadores muy grandes para bloquear las bajas frecuencias.

Ante este escenario, el avispado fundador de Bose sale a la palestra asegurando tener una solución. La cancelación de dichos ruidos se puede cancelar con «ANTISOUND». Una tecnología en la que un micrófono capta el ruido, un circuito electrónico lo analiza y rápidamente produce un ruido opuesto. De este modo, ambos la onda de sonido original queda contrarrestada por la opuesta (generada por el «antisound»). Sin embargo, las primeras pruebas en cabina no tuvieron éxito pues ambos sonidos rebotaban en las paredes y la reducción del ruido se quedaba en unos pobres 5 decibelios.

Con el paso de los años, aquellos auriculares (todavía ruidosos) que primeramente habían sido diseñados para los pilotos del avión Voyager sufrieron una importante evolución. Su uso fue modificado para que se les diera una aplicación industrial y se empezaron a incorporar también a los cascos militares. Los nuevos auriculares integraban unos pequeños altavoces para que otros personas pudieran hablar con el usuario. Junto a dicho altavoz, se incorporó un pequeño micrófono capaz de captar la mezcla de voz y ruido de fondo no deseado que penetraba desde el exterior. Un circuito procesaba la señal de sonido, detectaba el ruido no deseado y luego lo invertía en «antisound». Este antisound junto a la voz es el que alimentaba al altavoz para evitar que el ruido de fondo entrara al oido del usuario.

Bose como pionero

De este modo, queda más que claro que es la firma BOSE la responsable de que hoy en día exista la tecnología de cancelación de sonido. Sus primeros auriculares comerciales con dicha tecnología salieron al mercado con un precio de 1.000 dólares.

Por suerte, la evolución tecnológica ha permitido reducir los costes de producción y hoy en día es posible adquirir alguna de sus creaciones a un precio muy razonable.

About the author

cordobaan15

cordobaan15

Nací en Cabrils, cerca de Barcelona en el 1991. Soy graduado en Administración y Dirección de Empresas en la UB. Master en Marketing Online y Comercio Electrónico por la EAE; emprendedor y creador de Bloovs Barcelona. Vivo con pasión la práctica del deporte y los avances de la tecnología.