Reportajes

¿Por qué los USB de mi coche cargan el móvil tan lento?

Uno de los mayores “temores” que tienen los usuarios a lo largo de su día a día es el quedarse sin batería en el smartphone en el momento más inoportuno. Por eso a día de hoy podemos encontrar cientos de alternativas en el mercado que nos ayudarán a prevenir esta situación, como podrían ser las baterías externas. Evidentemente, si a lo largo del día usas bastante el coche, lo más probable es que te decantes por recargarlo en el mismo mientras recorres el trayecto que te toque. Sin embargo, resulta curioso que si no disponemos de un cargador y tenemos que enchufarlo al puerto USB del vehículo, la carga será tremendamente lenta e incluso si seguimos usando el terminal para reproducir música, llamar… La batería podría seguir bajando.

¿A qué se debe esta situación?

La razón es muy sencilla, las dos primeras especificaciones de este estándar (USB 1.0 y USB 2.0) definen cómo la intensidad de corriente en ambas versiones debe ser de 500 miliamperios (pudiendo soportar hasta 1.500 mA), y precisamente esa es la especificación utilizada por los fabricantes de coches.



Dicha intensidad es ideal para dispositivos USB que no necesitan una gran intensidad. Sin embargo, los smartphones actuales presumen de baterías de mayor capacidad y de estar preparados para soportar intensidades de carga mucho mayores con lo que las propuestas del coche se suelen quedar cortas.

¿Qué necesitamos para cargar un móvil a día de hoy?

A día de hoy lo habitual es trabajar con sistemas de carga que trabajan con 2 amperios (2.000 mAh) y 5 voltios. Esto sería lo estándar, ya que son muchos los fabricantes que han empezado a trabajar con sistemas de carga rápida y van más allá siendo capaces de combinar ese modo de carga con otro que suministra 1,67A y 9V.

Si nos centramos en el fabricante chino Huawei, rápidamente nos damos cuenta de que va incluso más allá y ofreciendo tres modos: 5V y 2A, 4,5V y 5A y 5V y 4,5A, logrando hasta 22,5 vatios durante la carga, un número realmente fantástico que permite recargar las baterías de sus últimos modelos a velocidades de vértigo.

¿Cómo lo solucionamos?

Es cierto que en vistas de este problema los fabricantes de coches se están poniendo las pilas para instalar USB más potentes y capaces de soportar las exigencias de nuestros smartphone. Sin embargo, desde MVL Manía os recomendamos comprar cargadores de coche (los que se conectan a la toma del mechero) que suministran 12V y por lo tanto son los idóneos para cargar nuestro smartphone. De hecho, si buscamos un poco podremos encontrar algunas alternativas de cargador para coche que ya soportan incluso los sistemas de carga rápida de los que os hemos hablado.

¡Misterio resuelto!

About the author

cordobaan15

cordobaan15

Nací en Cabrils, cerca de Barcelona en el 1991. Soy graduado en Administración y Dirección de Empresas en la UB. Master en Marketing Online y Comercio Electrónico por la EAE; emprendedor y creador de Bloovs Barcelona. Vivo con pasión la práctica del deporte y los avances de la tecnología.