Reviews

OnePlus 6T análisis. ¿Qué novedades nos trae con respecto a su antecesor?

OnePlus 6T análisis

El fabricante chino nos tiene acostumbrados a presentar un dispositivo de gama alta al año. Por eso, cuando se empezó a hablar sobre la llegada del OnePlus 6T (hacía pocos meses nos habían presentado el OnePlus 6), muchos fueron los que dudaron de este dispositivo. Sin embargo, desde la compañía han sabido convencer al apostar no tanto por novedades a nivel de hardware sino «extras» y rendimiento. 

Empecemos pues con el análisis al detalle de la última joya de OnePlus. 

¿Qué lo diferencia del OnePlus 6?

En apenas seis meses de diferencia es muy complicado que un fabricante pueda evolucionar notablemente un dispositivo en lo que a hardware se refiere. Así pues, la compañía se ha decantado por mantener todos los puntos fuertes del OnePlus 6 con los que ya habían logrado seducir a un importante número de consumidores. Así pues, se habría decantado por reforzar lo bueno de su creación con un leve cambio de diseño que esconde mucho más de lo que parece. 

Uno de los aspectos más relevantes es la actualización de su sistema operativo que ya llega incorporando Android 9. Sin embargo, lo que más interés ha logrado levantar es su lector de huellas dactilares integrado bajo la pantalla. Así pues, se podría decir que todo el dispositivo está diseñado y fabricado al rededor de dicho sensor.  

OnePlus logra dejar casi en el «anonimato» al notch

Como su nombre nos deja entre ver, no estamos ante un dispositivo totalmente nuevo sino ante una «evolución» controlada del OnePlus 6. Podría decirse pues que la gente de OnePlus se ha inspirado en la filosofía «S» de Apple pero en lugar de dejar pasar un año lo han hecho con seis meses de diferencia. Algo que para nosotros tiene más sentido… Sin embargo, la compañía ha logrado llevar a cabo una serie de modificaciones que hacen más completo y atractivo al terminal. 

Así pues, lo primero que nos llama la atención es el nuevo diseño del «notch». Si bien es cierto que la compañía no ha sido capaz de eliminarlo en su totalidad, también lo es que ha logrado reducirlo a su mínimo exponente para ofrecer el máximo tamaño de pantalla a los usuarios. Esto ha sido posible gracias a una ligera recolocación de los sensores. 

Las aplicaciones que vienen instaladas por defecto (las de Google y poco más), llegan perfectamente optimizadas para aprovechar el espacio que nos deja el nuevo notch. Por su parte, algunas de las apps más populares como Instagram o Facebook quedan perfectamente encajadas. 

Como os hemos avanzado se trata de un notch poco molesto y que incluso le da un toque distintivo al terminal. Pero si a pesar de ello eres totalmente reacio a la muesca, OnePlus te ofrece la posibilidad de ocultarlo poniendo toda la franja superior en negro. 

Diseño cuidado acabado en cristal

El OnePlus 6 fue la primera creación de la compañía en utilizar el cristal para recubrir su cuerpo. Ahora, con el OnePlus 6T repiten aunque apuestan por un tratamiento especial que le da un toque único. 

Pensando en la apariencia y usabilidad del dispositivo, OnePlus ha optado por darle al cristal un tratamiento especial y posteriormente aplicarle una lamina. Con este proceso de elaboración consiguen ofrecer un mayor agarre (aspecto especialmente importante con los dispositivos de grandes dimensiones) y resistencia. 

Por si fuera poco, además de su resistencia a las posibles rozaduras que pueda sufrir en el bolsillo o el bolso se podría decir que es muy respetuoso con las huellas. Son muchos los terminales de cristal que a la mínima quedan marcados con las huellas y nos pasamos más tiempo limpiándolos que usándolos. Sin embargo, tras un par de semanas usando el OnePlus 6T podemos decir que tiene un acabado bastante «limpio». 

Por lo que hace al diseño en cuestión, OnePlus vuelve a apostar por unas líneas sobrias con acabados redondeados. Destacar especialmente que la compañía china es una de las que más acierta tanto en aspecto como en dimensiones. De hecho el OnePlus 6T es tremendamente cómodo de sujetar y usarlo con una sola mano, algo que no ocurre con terminales como el Galaxy S9+ de Samsung (en los próximos días publicaremos una comparativa al detalle). 

Si nos centramos en el reverso nos encontramos con la doble cámara en posición vertical que apenas sobre sale (algo poco común en los dispositivos de alta gama de hoy en día). Pero lo que le da un toque distintivo a su reverso es la ausencia del lector de huellas que nos permite disfrutar de una superficie más limpia cerrada por un marco de metal perfectamente pulido. 

Por lo que hace a los botones y conexiones todo sigue igual. En el lateral derecho nos encontramos con el botón de inicio colocado a la altura perfecta y justo encima aparece el botón de control deslizante de notificaciones. En la parte izquierda nos encontramos con los controles de volumen a la altura en la que solemos posicionar los dedos para que sean cómodos de usar. Ya en la parte superior nos encontramos con la bandeja extraíble donde podremos colocar la tarjeta nanoSIM y un detalle destacable es que este terminal llega con dualSIM. Para terminar, en la parte inferior nos encontramos con el puerto USB Type-C. Como vosotros mismos os habréis imaginado, la entrada para auriculares brilla por su ausencia. 

Un panel OLED que no te dejará indiferente

El OnePlus 6 llegaba al mercado luciendo unas dimensiones de pantalla de 6,28 pulgadas mientras que el OnePlus 6T escala su tamaño hasta las 6,41 pulgadas. Esta es prácticamente la única diferencia entre las pantallas de ambos terminales. Como bien os habréis imaginado, el mérito recae en la importante reducción del notch que nos brinda un mayor espacio para la pantalla. 

Así pues, si nos centramos en los detalles más técnicos hay que decir que estamos ante una pantalla AMOLED que nos ofrece una resolución de 2340×1080 píxeles y una densidad de 408ppi. Por lo que hace a la relación de aspecto se sitúa en 19,5:9.

Es cierto que no estamos ante la mejore pantalla del mercado pero si que nos ofrece unos resultados más que correctos. Así pues, aspectos como el brillo máximo están muy logrados para permitirnos disfrutar del dispositivo en cualquier situación (en este caso, el brillo nos ayudará a visualizar contenidos en situaciones donde el sol está muy alto y brilla con intensidad). Siguiendo con el brillo, cabe destacar que OnePlus parece haber solucionado los problemas con el ajuste automático siendo ahora la adaptación a los distintos entornos mucho más rápida. Si más no, estas son las conclusiones que sacamos nosotros tras dos semanas de uso. 

La pantalla es algo muy personal pues a cada usuario le gusta un tipo de saturación, calidez… Precisamente por eso, la gente de OnePlus ofrece cuatro opciones de pantalla de las cuales una será 100% personalizable. Nosotros hemos acabado optando por utilizar la que el fabricante trae como predeterminada (paneles OLED más llamativos). Los otros modos son el adaptativo y los dos basados en perfiles de color: sRGB o DCI-P3.  

Pero las posibilidades del panel OLED no se limitan a lo ya mencionado pues encontraremos otras alternativas como el tan codiciado «modo noche» o el «modo lectura». Ambos serán plenamente ajustables a nuestras preferencias para que sean lo más cómodos posibles cuando los estemos utilizando. 

Ya por último, tratándose de un panel AMOLED no podíamos dejar de lado la ya popular funcionalidad de «pantalla ambiente». A pesar de estar lejos de las posibilidades que nos ofrecen otros fabricantes, este seguirá siendo capaz de mostrarnos la hora, el estado de la batería e iconos con las notificaciones y avisos que tengamos pendientes. 

El sensor de huellas cumple con lo esperado

Para muchos se trataba de una apuesta realmente arriesgada pues ningún gran fabricante ha osado integrar el lector de huellas bajo la pantalla este 2018. Sin embargo, a la gente de OnePlus les van los retos y la polémica a partes iguales con lo que se han lanzado a la piscina sin dudarlo. Y el resultado ha sido muy favorable. Podemos decir pues que el sensor de identificación biométrica funciona a las mil maravillas y que por lo tanto ha cumplido con nuestras expectativas. 

Es cierto que la experiencia todavía no está a la altura de un lector de huellas tradicional pues estos son algo más ágiles y precisos en determinadas situaciones. Sin embargo, estamos convencidos de que con algo de tiempo la integración de dicho sensor bajo la pantalla nos hará olvidar por completo a los tradicionales. Además, siempre hemos sido partidarios de los sensores en la parte frontal, algo que en el último año se está extinguiendo con lo que la solución pasa por integrarlo bajo la pantalla. 

Una vez configurada nuestra huella (decir que el proceso es algo más engorroso que con un lector tradicional), estamos listos pata empezar a utilizarlo. Mientras la pantalla permanece oscura no aparece ninguna señal pero cuando la encendemos pasa a mostrarnos automáticamente donde debemos posicionar nuestro dedo. 

La potencia nunca será un problema para tu OnePlus 6T

El lanzamiento de dos dispositivos de gama alta con seis meses de diferencia no da demasiado margen de mejora a un fabricante. Así pues, el OnePlus 6T integra el mismo procesador Qualcomm Snapdragon 845 combinado con memoria RAM de 6GB u 8GB que su antecesor. Sinceramente, creemos que no era necesaria modificación alguna en el apartado de hardware con lo que nos mostramos más que satisfechos con su rendimiento. 

Estas especificaciones combinadas con Oxygen OS sirven para consolidar la fluidez de navegación entre menús y aplicaciones de un terminal que ha vuelto a conseguir las mejores valoraciones dentro de su segmento. 

Cámara sin riesgos para asegurar los resultados

Tal y como ocurre con la combinación de procesador más RAM, el OnePlus 6T llega montando el mismo sistema fotográfico que su antecesor. Y es que para que complicarse demasiado la vida cuando algo ya funciona bien… 

Así pues, el terminal integra en su reverso dos sensores de 20MP y 16MP en ambos casos con apertura f/1.7. El principal es precisamente el segundo sensor que no es otro que el Sony IMX 519 que entre sus especificaciones cuenta con gran angular, autoenfoque DCAF y estabilización óptica. El sensor de 20MP (complementario) es un Sony IMX 376K que no cuenta con OIS. 

OnePlus no se ha olvidado de ningún usuario con lo que ha puesto un interfaz para la cámara muy intuitivo y rápido de utilizar y ha puesto un modo manual para los verdaderos amantes de la fotografía. Este modo incluye funcionalidades de lo más atractivas que permiten al usuario exprimir al máximo las posibilidades de la cámara como el modo RAW a mano o incluso histograma en tiempo real. 

En este terreno, tal y como os hemos dicho anteriormente OnePlus no ha querido tomar riesgos y ha ofrecido un apartado fotográfico que ofrece unos grandes resultados pero que nunca será el elemento diferenciador del OnePlus 6T. 

About the author

cordobaan15

cordobaan15

Nací en Cabrils, cerca de Barcelona en el 1991. Soy graduado en Administración y Dirección de Empresas en la UB. Master en Marketing Online y Comercio Electrónico por la EAE; emprendedor y creador de Bloovs Barcelona. Vivo con pasión la práctica del deporte y los avances de la tecnología.