Drones

GoPro abandona los drones y despide a 300 personas

Cuando hablamos de las populares action cams, automáticamente se nos viene a la cabeza GoPro y es que al igual que ha sucedido con otros productos, a día de hoy cuando alguien piden una cámara de acción pide una GoPro directamente. El hecho de ser todo un referente les llevo a tomar una atrevida decisión, la de introducirse en el mercado de los drones.

El GoPro Karma dice adiós para siempre

Es cierto que en los últimos dos años GoPro ha experimentado un importante freno en su crecimiento, probablemente debido a que el mercado de las cámaras de acción ya está maduro y no crece al mismo ritmo que unos años atrás. A esta situación se le debe añadir que el mercado de los drones es tremendamente competitivo y que los gobiernos europeos y el estadounidense han empezado a aplicar medidas restrictivas para proteger el espacio aéreo. Todo esto se traduce en un margen de beneficio demasiado pequeño para los riesgos que conlleva producir un producto como este.

Según informan desde la compañía, el “MIX” de estas dos situaciones se habría traducido en la decisión de acabar con la división de drones con lo que eso conlleva, una reducción de 300 puestos de trabajo. Como no podía ser de otro modo, Nick Woodman ha salido al paso para asegurar que el Karma llegó a ser el segundo dron más popular dentro de su rango de precio pero que en vistas de la situación del mercado esa era la decisión más sensata. En su comunicado ha aprovechado para calmar a los propietarios de uno de sus drones asegurando que seguirán ofreciendo soporte y que seguirán vendiéndolo hasta que se agoten las unidades disponibles.

Más novedades en GoPro

La noticia más destacada es sin lugar a dudas su adiós al mundo de los drones pero también hay que mencionar que la firma ha decidido rebajar el precio de la Hero6 Black de 499 dólares a 399 dólares para estimular las ventas (por el momento no se ha hecho oficial el cambio a euros). Esta acción junto al recorte de personal sigue el propósito de ahorrarle dinero a la compañía (se estima que unos 80 millones de dólares este mismo año), para luchar por mantener su hegemonía dentro del mercado de las cámaras de acción.

No nos cabe la menor duda de que haberse visto forzados a abandonar el sector de los drones ante el empuje de marcas como DJI ha sido un duro golpe para la compañía. Por un lado, han visto como su primer intento de diversificar su negocio fracasaba y por el otro han perdido una grandiosa cantidad de dinero en un proyecto que se ha ido al traste.

¿Lograrán reponerse?

About the author

cordobaan15

cordobaan15

Nací en Cabrils, cerca de Barcelona en el 1991. Soy graduado en Administración y Dirección de Empresas en la UB. Master en Marketing Online y Comercio Electrónico por la EAE; emprendedor y creador de Bloovs Barcelona. Vivo con pasión la práctica del deporte y los avances de la tecnología.