Actualidad

Un coche autónomo de Uber atropella y mata a una mujer en EEUU

Mucho se habla en los últimos años de los coches autónomos a los cuales ya se les ha colgado la etiqueta de ser el futuro. No creo que nadie a estas alturas se atreva a cuestionarlo, aunque hay una serie de miedos que siguen rodeando a estos vehículos y el lunes a primera hora se produjo uno de ellos: un coche autónomo de Uber atropello a una mujer en Arizona causando su muerte.

Según informa el sargento Ronald Elcock, la mujer se encontraba cruzando la calzada por una zona sin señalización como cruce de peatones y que por alguna extraña razón el vehículo no fue capaz de detectar a la mujer para evitar el accidente.

Primera muerte como consecuencia de un coche autónomo…

El caso es realmente extraño pues a pesar de que el vehículo se encontraba en modo de conducción autónoma, en el interior del mismo había un conductor de seguridad que tampoco fue capaz de detectar al peatón. Fue precisamente el mencionado conductor quien avisó a las autoridades para que se atendiera lo antes posible a la mujer atropellada que lamentablemente murió a las pocas horas en el hospital.

El hecho de que hubiera un conductor de seguridad y que este tampoco detectara al peatón no hace más que complicar la investigación. Ante la confusión, la gente de Uber ha anunciado que está colaborando codo con codo con la policía para tratar de esclarecer el incidente lo antes posible.

Se detienen las pruebas hasta nueva orden

No cabe la menor duda de que con este incidente se ha producido uno de los peores temores de los coches autónomos, la primera víctima mortal ya es una realidad. Ante tal suceso, la compañía se ha visto obligada a detener las pruebas que estaban llevando a cabo en tráfico abierto hasta que las investigaciones aclaren lo sucedido.

En este mismo comunicado, Uber ha querido transmitir su más sentido pésame a los familiares y queridos de la mujer atropellada.

Este incidente abre un nuevo debate entre defensores y detractores de los vehículos autónomos aunque no podemos olvidarnos de una cosa… En el 1869 se producía la primera muerte como consecuencia de un automóvil y eso no supuso ni de lejos la desaparición de estos medios de transporte. Si tenemos en cuenta que hay varios vehículos circulando por algunas ciudades de EEUU desde febrero de 2017, se podría decir que la tasa de mortalidad es muy reducida.

Fuente: Motor Pasión

About the author

cordobaan15

cordobaan15

Nací en Cabrils, cerca de Barcelona en el 1991. Soy graduado en Administración y Dirección de Empresas en la UB. Master en Marketing Online y Comercio Electrónico por la EAE; emprendedor y creador de Bloovs Barcelona. Vivo con pasión la práctica del deporte y los avances de la tecnología.