Reviews

Hoy analizamos… El Galaxy A7 (2018) de Samsung que llega presumiendo de triple cámara

Galaxy A7 2018 análisis

Hace poco más de medio año Huawei presentaba al mundo su nuevo P20 Pro presumiendo de ser el primero con sistema de triple cámara. Dada la gran acogida que tuvo esta especificación era de esperar que los principales fabricantes no tardaran en mover ficha. Uno de ellos ha sido Samsung aunque no lo ha hecho con su gama alta (como cabía esperar), sino que ha apostado por dotar de este sistema a uno de sus gamas media: el nuevo Galaxy A7 (2018). Por suerte, el dispositivo que fue anunciado en septiembre ya aterrizó en España hace algunas semanas y en MVL Manía hemos tenido la oportunidad de probarlo.

Como bien os podréis imaginar la característica más destacable del nuevo Galaxy A7 es su triple cámara trasera. Sin embargo, eso no quita que tenga otros datos que merezcan ser mencionados como su más que interesante relación calidad precio. Así que no le damos más vueltas y empezamos con el análisis.

El Galaxy A7 (2018) presume de diseño dentro de la gama media

A día de hoy, los smartphones no son solo herramientas sino que se han convertido en complementos de moda. El aspecto que estos lucen nos invita o no a comprarlo y eso parecen tenerlo muy claro en Samsung. El nuevo Galaxy A7 (2018) llega al mercado luciendo el característico diseño de la gama Galaxy A de la firma surcoreana aunque no por eso deja de ser muy atractivo.

De este modo, nos encontramos con un reverso acabado en cristal con efecto espejo (en nuestro caso azul) que lo hace tremendamente agradable a la vista. Eso si, dependiendo del color de los acabados será un imán de huellas con lo que tendrás que ser cuidadoso y frotarlo de vez en cuando para que luzca tan bonito como cuando lo sacamos de la caja. Sin salir todavía de su parte trasera, destacar que luce totalmente lisa (a excepción de la triple cámara y el logo) y eso se debe a que el lector de huellas no se encuentra en dicho punto. En esta ocasión, la gente de Samsung ha optado por añadirle en un botón en la barra lateral que a nosotros no nos convence pero será porque no estamos acostumbrados…

Siguiendo con sus acabados toca pasar a los laterales donde se encuentran los botones de encendido/apagado y subir/bajar volumen. Dicha zona es de plástico (somos muy fans del metal…) aunque hemos de reconocer que los resultados están muy logrados. Así pues, a pesar de ser plástico estos no lo parecen y eso se debe muy probablemente al acabado brillante que le ha dado Samsung. El hecho de utilizar laterales en plástico supone una gran ventaja y es que hace al Galaxy A7 (2018) mucho más ligero, algo que siempre se agradece.

Decir que no es resistente al agua y al polvo… Algo que es normal pues se trata de una característica de los gama alta pero que a nosotros nos parece casi imprescindible hoy en día. Y ya por último, mencionar que curiosamente Samsung ha optado por un conector USB en lugar del ya extendido USB Type-C.

La pantalla AMOLED sigue dando un resultado excelente

Samsung es un genio creando paneles y año tras año lo sigue demostrando. Para el Galaxy A7 (2018) ha decidido seguir apostando por un panel Super AMOLED de nada más y nada menos que 6 pulgadas con resolución Full HD+. Llama la atención este tamaño pues no se trata de una versión PLUS pero a nosotros nos ha encantado. Como viene siendo habitual en la compañía, la pantalla luce con unos colores muy vivos y el brillo podrás ajustarlo a tu antojo aunque siempre tendrás la posibilidad de activar el modo automático que rinde a las mil maravillas.

A pesar de que recientemente la compañía ha presentado nuevos paneles en los que su apuesta por el “notch” es evidente, el Galaxy A7 (2018) llega sin esta moca. Evidentemente para gustos colores pero nosotros seguimos pensando que la famosa ceja que puso de moda el iPhone X es muy muy fea. Destacar que la pantalla del terminal, a pesar de la ausencia del notch, llega cumpliendo los cánones de Infinity Display que tanto gusta.

Para terminar de hablar de la pantalla, cabe destacar la presencia del tan característico sistema “Always On” desarrollado por la propia Samsung y la función multitarea gracias a la cual podremos partir la pantalla en dos.

El rendimiento es correcto pero esperábamos más

El Galaxy A7 (2018) llega integrando en su interior un procesador Exynos 7885 que como os podéis imaginar, está muy lejos del que montan los gama alta de la firma. Acompañando al procesador nos encontramos con una memoria RAM de 4GB o 6GB dependiendo de la versión que seleccionemos (64GB de almacenamiento o 128GB de almacenamiento). Esta combinación de componentes será capaz de cumplir con las funciones básicas aunque si somos muy exigentes lo acabaremos saturando.

Para que os hagáis a la idea, la versión que hemos tenido ocasión de probar es la de 4GB de RAM y 64GB de memoria interna y debemos decir que funciona con gran fluidez. Sin embargo, cuando se siente sobrecargado se producen cierres repentinos de aplicaciones o tarda en procesar determinadas acciones. Suponemos que la versión de 6GB será capaz de gestionar algo mejor estas situaciones aunque como no lo hemos probado no os podemos asegurar nada…

Triple cámara: el acierto más grande de Samsung

Hasta la fecha, el concepto de triple cámara estaba reservado para los dispositivos de altísima gama (precio superior a los 800 euros). El hecho de que el primer smartphone de Samsung en integrar este sistema llegue con un precio de partida de 349 euros nos parece el mayor acierto de la firma en años.

Con esta iniciativa han cambiado por completo las reglas del juego de los gama media en en uno de los apartados más importantes a la hora de comprar un terminal: LA CÁMARA. Veamos pues como se comporta.

El Galaxy A7 (2018) llega integrando en su reverso un sensor principal de 24 megapíxeles con lente de apertura f/1.7, acompañado de un sensor secundario de 8 megapíxeles con 120 grados de ángulo de visión. Como os podéis imaginar, este segundo sensor será el responsable de ejercer las funciones de gran angular. La tercera y última lente que se queda en 5 megapíxeles y trae una apertura f/2.2 será la encargada de ayudarnos en las tareas de desenfoque. Para ello dispondremos de una función denominada “Enfoque Dinámico” que consta de 7 niveles.

Entre las funciones disponibles, además del característico vídeo y el ya mencionado Enfoque dinámico, debemos añadir: modo Panorámica, Pro (con interesantes ajustes manuales), Belleza, Optimizador de Escenas, Cámara Lenta, AR Emoji y Cámara Rápida.

Nos ha llamado especialmente la atención (no para bien) que el optimizador de escenas que se encarga de ajustar automáticamente los parámetros de color sea una opción y no algo que venga intrínseco en el modo automático. No nos extrañaría que en una futura actualización pusieran remedio al asunto…

Por lo que hace a los resultados obtenidos durante las dos semanas de prueba, decir que en situaciones de buena luminosidad las imágenes ofrecen una altísima calidad. Todos y cada uno de los tres sensores cumplen a la perfección con su función para que el resultado sea lo más óptimo posible. Destacar especialmente que el gran angular permite tomar unas fotografías muy superiores a las que estamos acostumbrados con un gama media.

About the author

cordobaan15

cordobaan15

Nací en Cabrils, cerca de Barcelona en el 1991. Soy graduado en Administración y Dirección de Empresas en la UB. Master en Marketing Online y Comercio Electrónico por la EAE; emprendedor y creador de Bloovs Barcelona. Vivo con pasión la práctica del deporte y los avances de la tecnología.