Samsung Gear S3: Análisis al detalle del smartwatch del momento

Por en Julio 18, 2017

Es cierto que si a día de hoy nos ponemos a buscar relojes inteligentes encontraremos cientos de marcas distintas y precios muy variados. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en el sector de los smartphones donde hay unos referentes muy marcados, en la división de los smartwatch sigue sin aparecer un claro vencedor y eso hace que los fabricantes pongan más ímpetu para convertirse en el principal referente. Como no podía ser de otro modo, Apple y su Watch acaparan bastante atención pero lo cierto es que a día de hoy el más completo de todos es el Gear S3 de Samsung que llegó para demostrar que el SO Tizen también tiene cabida entre Watch OS y Android Wear. Empecemos pues con el análisis:

Diseño de reloj, interior de smartwatch

Samsung ha dado un paso importante en el diseño dotando a su última criatura de muñeca de dos aspectos: uno más deportivo que responde al nombre de Frontier (es el que hemos analizado) y el Classic enfocado a seducir al público que busca un smartwatch más funcional y elegante. La principal diferencia de este segundo recae en que utiliza un aspecto algo menos agresivo y su correa es de piel, pero en ambos casos queda clara la intención de los surcoreanos por distanciar al Gear S3 de los “gadgets” convencionales luciendo este terminal un aspecto muy parecido al de un reloj convencional. Si lo comparamos con el modelo anterior destaca un leve incremento en el tamaño de la pantalla (de 1,2 a 1,3 pulgadas) y se mantiene el diseño circular que ya se ha convertido en estándar entre los fabricantes (a excepción de Apple claro). Sus dimensiones son considerables con lo que es un terminal apto para muchas muñecas pero no para aquellas extremadamente delgadas (es imposible satisfacer a todos los consumidores). No cabe la menor duda de que el acero inoxidable le da al reloj una gran consistencia mientras que la correa que se utiliza por defecto es la de silicona que sin bien es agradable al tacto, en estos días de gran calor puede resultar bastante pegajosa.

Gear S3, más eficiencia que nunca

Antes de adentrarnos en su interior, cabe destacar que el acorazado de acero inoxidable dota al Gear S3 de una resistencia inédita en el fabricante, disponiendo incluso del certificado militar MIL-STD-810G de los Estados Unidos que nos permitirá utilizar el reloj durante 30 minutos bajo el agua a un metro de profundidad. Como ocurre con otros fabricantes, Samsung prefiere no “mojarse” con este aspecto y recomienda hacer un uso cuidadoso del terminal bajo el agua, así como lavarlo con agua dulce si lo hemos inmerso en agua salada.

Una vez nos adentramos en sus entrañas nos topamos con el procesador, un Exynos 7270 que destaca no tanto por su potencia como por su eficiencia. La tecnología de fabricación de 14 nm es clave para lograr rendimientos notables con un consumo energético muy reducido. También hay considerables mejoras en el apartado de la batería donde esta incrementa su tamaño hasta los 380 mAh por los 250 mAh que integraba el Gear S2, mientras que contamos también con una diferencia importante en sensores, donde el surtido es realmente sobresaliente. Tenemos acelerómetro, giroscopio, sensor de ritmo cardiaco, de luz ambiente pero también el crucial GPS e incluso barómetro.

Tizen puede con Watch OS y Android Wear

Con esta nueva aventura Samsung ha logrado demostrar que ni Google con su Android Wear ni Apple con su Watch OS tienen características diferenciales que les permita alejarse de sus competidores. El dispositivo cuenta con Tizen 2.3.2, una versión reciente que entre otras cosas dota al Gear S3 de una autonomía interesante, aunque limitada. La única limitación que le hemos encontrado a Tizen es el mercado de aplicaciones donde el abanico es más limitado y la mayoría de ellas son de pago, algo que seguro no gustará a los usuarios (especialmente a los de Android que son sus clientes potenciales, ya que no están acostumbrados a pagar). Para el resto de funciones contamos con Gear Manager, la aplicación que nos permite controlar distintos parámetros desde el móvil e informarnos de algunos apartados hardware y software del reloj.

Compatible con teléfonos no-Samsung pero con algunos “PEROS”

Ya hace tiempo que los wearables de Samsung son compatibles con smartphones Android de otras marcas, aunque en este caso será necesario que tu terminal cumpla un par de requisitos: contar con Android 4.4 como mínimo y tener 1,5 GB de RAM en nuestro móvil. Pero las limitaciones son evidentes en algunos aspectos de la sincronización como es el caso de la preinstalación de algunas aplicaciones como la de mapas: no hay ninguna utilidad en este sentido, y el reloj no reconoce si estamos usando Google Maps en el smartphone o no. La integración con muchas de las aplicaciones de mensajería es también nula, y no podremos enviar mensajes de WhatsApp o de correo electrónico con órdenes de voz. La falta de herramientas para otras tareas cotidianas (como establecer una simple cuenta atrás) hace que aquí perdamos enteros con competidores en los que ese tipo de funciones están disponibles de serie.

En resumen, estamos ante un dispositivo muy interesante (sino el que más actualmente) ideal para los usuarios de un smartphone Samsung y correcto para aquellos que dispongan de un terminal de gama alta de otro fabricante. En MVL Manía valoramos al Gear S3 de Samsung con una nota de 8,5 sobre 10.

The following two tabs change content below.
cordobaan15

cordobaan15

Editor at MVL Manía
Nací en Cabrils, cerca de Barcelona en el 1991. Soy graduado en Administración y Dirección de Empresas en la UB. Master en Marketing Online y Comercio Electrónico por la EAE; emprendedor y creador de Bloovs Barcelona. Vivo con pasión la práctica del deporte y los avances de la tecnología.

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario